Mostrando entradas con la etiqueta Senderismo Poético. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Senderismo Poético. Mostrar todas las entradas

martes, junio 01, 2021

Senderismo poético por el recientemente declarado pueblo más pobre de España, Andalucía, Almería, Níjar - Huebro. Ruta del Agua

Senderismo poético España, Andalucía, Almería, Níjar, Huebro. Ruta del Agua

 







 


Iniciamos un trayecto lineal, que parte de Níjar para transcurrir por la Ruta del Agua hasta el enclave de Huebro (pequeño caserío en las estribaciones de Sierra Alhamilla), población de no más de 20 habitantes. Tramo muy bien señalizado que forma parte del sendero de gran recorrido GR140, Sendero Almería, de unos 170km de trazado que cruza en diagonal la provincia, desde el Puerto de La Ragua (1998msnm) hasta Cabo de Gata, a pie de mar.

 

Recorrido amable y un día primaveral de antología que nos acompañó durante el ascenso a Huebro y posterior descenso al punto de inicio en el centro de Níjar. Abundante agua, vegetación diversa y zonas de cultivo abancaladas en todo el trazado natural de un barranco escarpado inmerso en un entorno abrupto cuyos habitantes durante siglos pudieron subsistir en base a una agricultura de regadío tradicional al haber sabido utilizar con inteligencia el flujo natural del manantial de La Zanja, en el mismo núcleo de población, habiendo sabido salvar con ingeniería de brazo y tesón abruptas quebradas y grandes desniveles para repartir sabiamente el bien más preciado que es el agua. Actualmente se conservan los restos de 19 norias en los 3 km lineales en que salva un desnivel de 400 m. Agua, fuente de vida, omnipotencia del hombre.

 

Níjar, municipio en que el Instituto Nacional de Estadística, sitúa, en el presente mes de mayo 2021, a la cabeza de los municipios más pobres de España. No sabemos bien qué es la pobreza o la riqueza, viendo de primera mano grandes tesoros naturales como son el agua, el sol, vastas extensiones tanto en llano como en montaña, mar y playa, historia, tradiciones y cultura, materia prima para la actividad económica, elementos más que suficientes como potencial de riqueza para el presente y el futuro. Entendemos, que, vistas las estadísticas, este potencial de riqueza pudiera estar estratégicamente mal gestionado y en especial, mal distribuido políticamente.

 En un alto a mitad de camina, rodeados de naturaleza surgieron improntas poéticas y se recitaron poemas y haikus.

Arribando a Huebro observamos algunas pequeñas zonas de cultivo y, como antaño en los pueblos, corrales con animales y justo a la entrada del poblado, lo primero que nos llama la atención, junto a los antiguos lavaderos, es la fuente manando agua por un generoso caño, se agradece el frescor del agua y su sabor limpio. Entablamos conversación con algunas personas, entre ellos con el bueno de Benito, veteranísimo habitante del poblado quien nos inquiere acerca de antiguos conocidos suyos de la capital, nos pregunta por ellos y, en su candorosa ingenuidad, aprendimos aspectos de la vida tangibles y evidentes como que los burros tienen 4 patas, un hocico y dos orejas y se nos vino a la cabeza que algunas administraciones públicas usan las estadísticas cuando no tienen pienso y ven menos que un muerto boca abajo, que contra el hambre no hay pan duro, Níjar por no tener no tiene ni stress ni prisa pero le sobra la risa y la sonrisa y acá en el pueblo más pobre de España pudimos disfrutar de su simpar riqueza y redondear el día comiendo, valga la redundancia, papas a lo pobre en el pueblo más pobre de España, en Casa Enriqueta, muy bien atendidos por Pilar, hija de la propietaria.

Itaca
(Magistralmente recitado por Libertad)

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.

 

Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

 

Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

 

Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

 

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

 

Poema de Konstantino Kavafis




Gracias por leer y dejar un comentario en mis libros. Amazon y Google Play Libros


domingo, abril 18, 2021

Senderismo Poético. Alonso de Molina. Isleta del Moro – Cala de los Toros – Mirador de las Amatistas.








Continuamos con nuestro Trekking Poético tal como se detalla en el libro La Posesión del Ágata, recorrido poético por el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.

La Isleta del Moro Arráez, pequeña pedanía de pescadores de apenas 200 habitantes, pertenece al municipio de Níjar y está situada en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, frecuentemente visitada en la antigüedad por árabes y piratas berberiscos en busca de tesoros.

En el siglo XIX, fue el caudillo berberisco Mohamed Arráez quien le otorgó su nombre al lugar: La Isleta del Moro Arráez. Dejamos aparcado el vehículo en la zona dispuesta como parking situado a la izquierda justo antes de entrar a la población, se trata de la explanada de la Playa del Peñón blanco, habilitada para esta finalidad.

El propósito es realizar un recorrido circular sin pisar el asfalto de la Ctra. AL-4200 por el entorno natural partiendo de la Isleta del Moro, continuar hasta la Cala de los Toros y seguidamente alcanzar el Mirador de las Amatistas y regresar a La Isleta. Apenas un trazado de poco más de 2 km, (cinco entre ida y vuelta) pero lleno de contrastes y matices por la singularidad del entorno subdesértico, pleno de riqueza paisajística y plenitud de flora y fauna como muestra de persistencia vital y obstinada que conforman un idílico oasis con diversa y acogedora vegetación: pinos, palmeras, algarrobos… y en contraste de los breves pero empinados promontorios que parten de la orilla del mar: “abismo y resplandor y azar y vientoque diría Borges, tal que algo impactante y bello como es el mar, poesía en estado natural, me atrevería a señalar.

Dejamos atrás La Isleta y nos dirigimos a la Cala de los Toros. incursionamos siguiendo un trazado natural donde se observan algunos mojones antiguos que en algunos tramos coinciden con señalización no oficial a modo de sendero y en tramos más altos, orientados a la cumbre, simplemente con señalización de hitos de piedra, tal como se suele hacer en montañismo.

Una vez remontados los idílicos parajes del cauce de la Cala de los Toros, para alcanzar el Mirador de las Amatistas sin pisar asfalto, es preciso caminar unos 500 metros por estrechas trochas (quizá no aptas para personas con vértigo) en pendiente, longitudinales y escalonadas que contornean la carretera AL-4200  y que nos conducirán exactamente al puesto de información y de allí, a unos 100 metros, el Mirador de las Amatistas, idílico balcón al mar que domina este espacio volcánico y agreste, con espectaculares vistas a los acantilados, a sus aguas transparentes aturquesadas y el horizonte como un reclamo entre la natural, lo agreste, lo salvaje y, como no, lo poético; y emulando a Benedetti: el mar no se avergüenza de sus náufragos / carece totalmente de conciencia / y sin embargo atrae tienta llama / lame los territorios del suicida / y cuenta historias de final oscuro. En esta ocasión, sin pretensión de contrariar al maestro Benedetti, tanto el inicio como el final de este senderismo poético, fue brillante, pues al regreso, tras la lectura poética al filo del acantilado: nuestros pies dejaban en sus huellas el fuego, / las llamas misteriosas de un dios fosforescente. Oh, Neruda.

 

Pero así es mi cuna, es la casa que construyó la luna por manos de mi abuelo.

 

No había pobreza ni silencio, alguna argucia tal vez sí, había que engañar al hambre y al frío, hacer balance con la inopia y la carencia, navegar en la tierra y arrancarle al mar los peces y al cielo su clemencia.

 

Tomar del alba el fósforo y la mano de niña de mi madre, con sus tintes sardónicos dormitando a la sombra de una constelación de cosmos, fueron, sí, nueve astros durmientes aguardando galaxias venideras en años.

 

Desde el amanecer al ángelus, el viento va entintando la orilla y los caminos.

 

 

La Posesión del Ágata (fragmento)




Gracias por leer y dejar un comentario en mis libros. Amazon y Google Play Libros


Senderismo poético por el recientemente declarado pueblo más pobre de España, Andalucía, Almería, Níjar - Huebro. Ruta del Agua

Senderismo poético España, Andalucía, Almería, Níjar,  Huebro. Ruta del Agua       Iniciamos un trayecto lineal, que parte de Níjar pa...