martes, enero 05, 2021

La prisa humana, el cúmulo de polvo



Pintor Rafael Díaz
Tú tienes en tu pelo la idea de haber nacido, pero adentro en tus poros se nutren los acentos, la silente escultura que habla sin palabras.

Si acaso la inocencia pudiera ser pintada con fórmulas de humo y colores ansiosos, acá están las brochas, los pinceles y aceites que dibujan promesas.

Pudiera ser un alba de apurados matices, el incierto destino del impasible polvo, un rastro de limosnas del desprendido pie que acerca sus distancias mientras hierve en la sangre una inocente daga; el hombre en sus quehaceres amontona su historia sus libros sus raíces por el golpe de un verso con los tacones puestos y la cierta promesa de un nirvana apremiante.

Tal vez la prisa humana, el cúmulo de polvo, en su hacer vulnerable, se postra en flor de nada a la luz que no existe o al viento que pasa del fuego a la ceniza.


Poesía sin promesa.fragmento



Gracias por leer y dejar un comentario en mis libros. Amazon y Google Play Libros


2 comentarios:

  1. Tal vez somos lo que hemos leído, el polvo depositado de las lectura que nos hicieron vivir, y crecer.

    Un abrazo, y feliz año

    ResponderEliminar
  2. como la carne y los huesos, nos conformas letras, sonidos, lugares, gracias por tu certeza observación


    ADM

    ResponderEliminar

Gracias por tu lectura y comentario


Tuyo en la poesía
Alonso de Molina

Las tres lecturas del poema

  Un poema tiene, al menos, tres lecturas: la del autor, la del lector y la del propio poema. Aconsejo, por tanto, leer poesía de manera d...