domingo, diciembre 08, 2019

Alonso de Molina Premio Pámpanas Amarillas de Poesía



Premio Pámpanas Amarillas de Poesía. 51 CERTAMEN INTERNACIONAL CATA DEL VINO NUEVO Y ANOCHECER POÉTICO. Valdepeñas. España








Gracias Asociación Artística Literaria El Trascacho, de Valdepeñas, por este nuevo regalo: Premio Pámpanas Amarillas de Poesía 2019 que acojo con agrado y sumo al del año anterior 2018, en que ya celebrabais 50 Ediciones, y me otorgasteis el Premio Cencibel de Poesía 2018. Espero tener salud e inspiración para ganarme nuevamente vuestra consideración y reunir los tres símbolos que que  me faltan y que conforman vuestra hacer poético, todos relacionados con el buen vino que esa generosa tierra de Valdepeñas: CHILANCO, JARAÍZ y VINO NUEVO.

Justo en este lugar de La Mancha, donde las entrañas de la tierra muda la uva en vino por el saber y el trabajo del hombre.

Tú, más que simple peón, te sientes torre con el pecho lleno de cantos que te dan calma y respiras en paz y sientes que eres en realidad un astro. Y te fascina sentirte parte de esta insólita galaxia.

Quién podría decir que no pintamos nada, si ya nos pinta el jugo de la vid con semillas y auroras que levantan planetas y nos liga la vida al fósil de los años.

Sientes que el vino es cultura y tradición, pero es también ciencia y arte. Y paciencia y sosegada labor. Son las manos inundadas de savia –como en un fértil embarazo- que transforma la vida en vida, mientras florece el alma, a la par que la cepa madura.

Acá puedes sentir que es la vid el consagrado néctar, música que suena entre dos copas.

Gracias.



__________________________________________
Gracias por echar un vistazo y dejar un comentario
en estos sitios donde puedes ver algunos de mis trabajos.


Google Books
Amazon Books

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu lectura y comentario


Tuyo en la poesía
Alonso de Molina

Gracias primavera. Bienvenido verano 2020

Acá en este Norte, hoy decimos adiós a una primavera apenas advertida, solapada y envuelta en miedos y recelos que nada tienen que ver con...