Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2009

La cruda inanición (Relato breve)

Imagen
Anoche le esperé ansiosa, con el teléfono pegado a mis manos que no paraban de temblar conforme transcurrían los segundos.


Las 21:45...las 21:48 ¡nunca el tiempo devenía tan lento! ...Las 21:59... ¡Está a punto de llamar, seguro!. Las 22:00... Ahora!... las 22:01...por su reloj deben ser las 21:59... Las 22:03....¡Dios mío! ¿Qué le habrá ocurrido?..



Recuerdo la manera casual como nos conocimos....-Tienes una sonrisa encantadora, me dijo. Le espeté impasible haciéndome la dura, clavándole fijos mis ojos en los suyos. –Porqué?–Porque la tienes, respondió un tanto azorado. Nos echamos a reír y alborotados empezamos a hablar y hablar como si nos conociéramos de toda la vida.



Las 22:04... Las 22:16. Las 22:30.... ¡¡No está sólo; no puede estar sólo… de eso se trata. Sí, seguro que no está solo el muy cerdo. ¡¡Todos los hombres son iguales!. Las 22:46. Las 22:55. No me llamará. No, ya no vendrá. Debo irme a casa.

Desconecto el móvil. Entro en Casa –Dónde has estado Alicia?. La voz de mi mar…

Muerto de celos (Relato breve)

-¿Es guapa? –Hermosa como pocas. El marido la pilló in fraganti con el jefe. A la chica le gustaba la buena vida, los regalos caros y él no podía ofrecerle ese ritmo de vida; finalmente, se veía venir, lo abandonó y se fue con el jefe. –¡Hombre! El dinero no lo es todo. Terció Mariano. ¿No será que el marido la tenía insatisfecha sexualmente hablando? –De todo puede haber, continúa Rafael, ten en cuenta que es una mujer joven, atractiva y probablemente muy seductora, es posible que el marido no pudiera satisfacerla en la medida que la chica lo necesita y por eso lo dejó, es lógico.

Mariano traga saliva. En tanto se despide de Rafael, piensa en su joven y ardiente esposa. –“Las últimas semanas llega más tarde a casa con la excusa de que va al gimnasio, discutimos con frecuencia, he visto nueva lencería en su tocador y además huele diferente... En estos momentos Mariano ya se está pasando una mano por la frente y piensa en las veces que él mismo ha engañado a su mujer con una compañera d…