martes, marzo 24, 2020

#QuédateEnCasa #LeePoesía


#StayAtHome #QuédateEnCasa #NoEstésOcioso #LeePoesía #Escribe #AprendeIdiomas #RiegaLasMacetas #OrdenaArmarios #PracticaSexo #Estirate #HazYoga y sobre todo #nosalgasalacalle


En los siguientes textos 1 y 2, ¿ves alguna diferencia?

-1-
Noté que me dolían los zapatos a la altura de las muñecas. Las uñas y los codos no compartían las mismas afinidades, observaba impasible como en mi pecho se esculpían formas pretendiéndose eternas manos ancladas a la hiedra, remolinos y espejos vacíos que trabados a mis sienes me impedían oír la propia voz de mi conciencia.

No es fácil ablandar el ladrillo ni es fácil levantar el vuelo de incómodas cautelas que coartan tus párpados y te hacen dirigir la vista a las eternas pautas de las que intentas huir. Cada día la misma ventana para cambiar el mundo.

Cada día el mismo olor a café, la misma pasta de dientes, las mismas emociones. Nadie va a salir al encuentro de tus inquietudes. Y tú deseas desabrocharte la camisa, apartar las polillas y los moldes, bajar las escaleras y sentirte las uñas y los pies avanzar con firmeza sobre los codos y caderas; es preciso ablandar el ladrillo, avanzar más allá de los espejos y observar cómo cuelgan tus brazos ajenos al dolor, mientras tu mente, miga a miga, paraliza los tiempos para ganar tu tiempo, caen del reloj agujas.

Y tú ganas tu tiempo. Ganas tu vida.

 Namaste


-2-
Noté que me dolían los zapatos
a la altura del vértigo.
Las uñas y los codos
no compartían las mismas afinidades;
observaba impasible cómo en mi pecho
se esculpían formas
pretendiéndose eternas manos 
ancladas a la hiedra;
remolinos y espejos vacíos
que trabados a mis sienes 
me impedían oír
la propia voz de mi conciencia.

No es fácil ablandar el ladrillo
ni es fácil levantar el vuelo
de incómodas cautelas
que coartan tus párpados
y te hacen dirigir la vista
a las eternas pautas
de las que intentas huir.

Cada día la misma ventana
para cambiar el mundo.
Cada día el mismo olor a café,
la misma pasta de dientes,
las mismas emociones.

Nadie va a salir al encuentro de tus inquietudes.
Y tú deseas desabrocharte la camisa,
apartar las polillas y los moldes,
bajar las escaleras
y sentirte las uñas y los pies
avanzar con firmeza
sobre los codos y caderas;
es preciso ablandar el ladrillo,
avanzar más allá de los espejos
y observar cómo cuelgan tus brazos
ajenos al dolor,
mientras tu mente, miga a miga,
paraliza los tiempos para ganar tu tiempo,
caen del reloj agujas.
Y tú ganas tu tiempo. Ganas tu vida.

Namaste




http://www.alonsodemolina.com





Gracias por echar un vistazo y dejar un comentario en mis libros . Amazon https://www.amazon.es/Alonso-de-Molina/e/B0756JK3WZ/ref=dp_byline_cont_ebooks_1 . Google Play Libros https://play.google.com/store/books/author?id=Alonso+de+Molina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu lectura y comentario


Tuyo en la poesía
Alonso de Molina

Podríamos decir que hoy es un día perfecto y que la música suena alrededor de mi cintura

#COVID19espana #COVID19 Mi psicólogo dice que soy un ciego a la espera de lazarillo. Sin asustarme del todo, converjo con él en la...