2x1€ por motivos de divorcio. Mañana de mercado

2x1€ por motivos de divorcio. Mañana de mercado
en El Corte Inglés sin techo, mi churrera favorita  y Bragas Pako's.



Son humanas las prisas y el agobio, pero no en el churrero que, diligente, organiza la cola de glotones que avanzamos despacio con la boca abierta, compactos, como  un hilo de araña aguardando los churros y el café. El desayuno con churros en el pórtico del mercadillo, el corte inglés si techo, como hay quien lo llama, es un lujo que hay que tomar con la calma y el buen talante que los grandes momentos requieren.

Nada más enfilar, caminando el asfalto por la aglomerada calle repleta de jaimas, improvisados bazares de venta a granel, te encuentras con el producto de moda: las populares "Bragas Pako's te llegan hasta el sobaco". Se trata de un tenderete enjuto que justamente hoy exhibe una oferta, una irresistible ganga: "2x1€ por motivos de divorcio".
Féminas de todas las edades y en plena temporada de abstinencia, secuelas todavía de la crisis, manosean el género tentadas por el colorido y variedad de la inusitada ganga: dos bragas de la acreditada firma Pako's, por tan solo 1€.

Yo observo a prudente distancia, miro y no toco nada, ellas se palpan las costillas, la cintura, hacen acopio de decisión y se estiran a coger  las bragas más alejadas, las del fondo y las que están más por debajo del montón.

Las damas comentan entre ellas toda suerte de cuestiones, se recomiendan unas a otras, con gesto risueño o complacido aprueba o disienten mientras manosean y comparan el género en oferta. Yo sigo absorto en el cartel: "2x1€ por motivos de divorcio" y pongo en mi cabeza un dicho de mi abuela: "a perro flaco todo son pulgas". Entiendo que Pako, el dueño, está tirando la casa por la ventana. –Pobre hombre–, pienso sin dejar de observar el remolino de féminas.

Una señora, con cara de malas pulgas, junto a mi oreja derecha,  vocifera increpando al grupo de clientas: –ya está bien de desordenármelo t'o! Entiendo que es la dueña. Pako, el de las bragas que llegan al sobaco,  hace como que no la ve y mira al cielo silbando o mascullando algo.  Yo, encogiéndome de hombros, miro de reojo a la vocinglera y pienso: –No, Paco no está tirando la casa por la ventana, el buen hombre está celebrando su divorcio.



Gracias por echar un vistazo y dejar un comentario en mis libros Amazon https://www.amazon.es/Alonso-de-Molina/e/B0756JK3WZ/ref=dp_byline_cont_ebooks_1 Google Play Libros https://play.google.com/store/books/author?id=Alonso+de+Molina

Comentarios

Entradas populares de este blog

Wiquipedia, Alonso de Molina, un mix entre poeta y fraile

Otra Navidad es posible. Diciembre 2018