Decasílabo Anapéstico



El diablo mata moscas con el rabo, pero sólo si estas aburridillo, cosa que pocas veces acontece en mi caso. y confieso que se echa de menos un bostezo de vez en cuando.

Así y todo, ya se sabe, el poeta es como una larva mirando a ninguna parte, pero buscando, constantemente, echar raíces en el infinito; incluso los poetas de menor pelaje, estamos vacunados contra tanto análisis y buscamos el verso como el que busca el gazpacho que se le ha caído por el balcón, y si aparece el verso, pues, que cada uno lo interprete como lo perciba: blando, maleable, dulce, salado,… cada poeta es singular y único como una huella biométrica en un control de fronteras.



Decasílabo Anapéstico

 

Al igual que mi abuela me pongo
 un corsé que saqué del armario,
 anapéstico ritmo, un rosario
 de poema, un domingo pilongo
 .
 de futuro sin verso, un diptongo
 o un corsario de hiato en precario
 del dactílico afán de un becario
 cimentando un versal tan orondo
 .
 de poeta muy hueco, muy al gusto
 del cantar encerrado de un ave
 que en su jaula se siente feliz


 sin saber que su vuelo es injusto
 y el poema que escribe un desliz
 sin saber que no sabe que sabe.

.
Por cierto, que me perdonen los que de verdad saben escribir decasilabos